Sobre la UCIM
Sabemos de la importancia de ser empresarios dentro de una sociedad. Tenemos la obligación de innovar en procesos y soluciones y el derecho de reclamar para nosotros, ámbitos propicios para el desarrollo.

Las empresas son la voluntad de la gente que quiere crecer. Ellas aportan a su comunidad un motor a través del cual se genera riqueza, crean puestos de trabajo y acompañan, en todos los aspectos, a los habitantes de un lugar.

El conjunto de los empresarios, organizados para alcanzar un fin común, además, dan a la comunidad y a los gobiernos una mirada específica y planes de acción que aportan al desarrollo de proyectos y al bien común.

Capacitar, intermediar e incidir a favor del empresariado y comunidad mendocina son algunos de los principales objetivos que busca, con sus actividades alcanzar la Unión Comercial e Industrial de Mendoza.

Desde hace 101 años, empresarios comprometidos con la realidad económica provincial dedican, desde el voluntariado, su mayor esfuerzo para generar mejores condiciones para el desarrollo de sus emprendimientos y los de todos.

Fue fundada en 1918 y su estructura societaria se integra con representantes de empresas y cámaras – sectoriales y territoriales – que acceden por votación directa al Directorio de la entidad, órgano máximo de conducción.

En el ámbito nacional UCIM proyecta su accionar a través de dos prestigiosas entidades de las que forma parte: CAC – Cámara Argentina de Comercio y Servicios y UDECA – Unión de Entidades Comerciales Argentinas. Esta vinculación la posiciona estratégicamente a la hora de transmitir la problemática provincial al contexto nacional y viceversa.

En más de 100 años de vida, UCIM ha desarrollado su accionar incansablemente, representada por un grupo de empresarios que dedica su tiempo a defender criterios de política económica ejerciendo verdadera vocación gremial empresaria.

La institución contribuye a que cada empresario sea dueño de su empresa, es decir, disponga de ella según su buen criterio, sin preguntarle al Estado qué tiene que hacer pero consciente de su protagonismo en la vida social y en la realidad económica de la provincia, el país y el mundo

Ir arriba