Representantes del Turismo provincial piden ley de emergencia similar a la del sector agrícola

Fue en una reunión con la ministra Juri a quien le expresaron detalles de su dramática situación y le solicitaron una reunión con el Gobernador Rodolfo Suárez.


Hoy la industria turística necesita una efectiva ayuda para intentar el rescate de la mayor la parte posible de empresas y antes de su total deterioro o la destrucción, para volver a su actividad habitual.

Es por ello que representantes del sector turismo se reunieron con la ministra de Turismo y Cultura, Mariana Juri con el objetivo de solicitarle que gestione una reunión conjunta con el Gobernador Rodolfo Suarez y el ministro de Hacienda, Lisandro Nieri. De concretarse, la reunión buscará transmitir personalmente la situación que atraviesan.

Esta actividad en épocas pre pandemia aportaba más que la vitivinicultura o los hidrocarburos en promedio, durante el periodo 2008/18. Su aporte al PBI provincial significaba el 15% en 2012 –publicación Uncuyo- y más del 6% en 2019,

Durante la reunión que se desarrolló en la sede de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza, se expresó la gran preocupación por la situación que atraviesan asociados y entidades vinculadas al turismo (hoteleros, gastronómicos, agencias de viajes, transportistas), apelando al profundo conocimiento de la actividad y en la particular situación límite por la que transitan que posee la ministra.


Participaron de la reunión además de Mariana Juri, por la Cámara de Turismo de Mendoza, Arturo Gonzalez y Ricardo Beccaceci; por la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael; Daniel Rosendorn; por AEHGA su presidenta, Beatriz Barbera; Marcelo Quercetti y Alejandro Scherbovsky; por AMAVyT, Pablo García; en representación de AMETA, Adrian Iankelewich y por UCIM su presidente, Daniel Ariosto, el secretario Jorge Colomer y su gerente, Walter Carvalho.
Todas las instituciones firmaron una nota en la que se fundamenta el pedido de reunión con las autoridades provinciales y se manifiestan algunos detalles de la situación.
La misma expresa:
“Es conocido que la pandemia ha determinado la parálisis de la actividad en todas las áreas urbanas, donde concentra la mayor oferta de los prestadores turísticos (70/80%) trayendo como consecuencia el estado terminal de gran parte del sector y llegando al cierre de actividades en muchos casos. 
No dejamos de apreciar las acciones positivas que ha desplegado el Gobierno Provincial, moderando las políticas destructivas implementadas desde el gobierno nacional y que ayudará principalmente, a que el sector sub urbano y periférico pudiera desarrollar actividades en sus estructuras.  
Llevamos 16 meses con una recaudación promedio del 10% y en el caso de la hotelería de ciudad MENOR AUN. Agencias de Viaje y Transportistas Turísticos también sin pasajeros, debiendo afrontar los gastos operativos , personal, impuestos, servicios, y si bien en algunos casos se ha recibido el aporte nacional del ATP y del REPRO, mas algunos préstamos financieros provinciales por medio del Fondo de la Transformación y Crecimiento, o reducción  en ingresos brutos , resultan totalmente insuficientes y debemos  transmitir el dolor y la angustia que la destrucción de las empresas, muchas de ellas construidas en varias generaciones, están sufriendo.

Se gestionó con Legisladores Nacionales la sanción de una norma de Emergencia Económica, que las autoridades nacionales bloquearon por mezquinos intereses políticos, dibujando un programa de promoción que en el contexto de la pandemia resultó de muy magros resultados.

En el orden provincial hemos vivido en años reiteradas acciones efectivas del gobierno, que con premura asistieron al sector agrícola antes situaciones climáticas como heladas o piedra, declarando el poder ejecutivo la Emergencia Agrícola, con ayudas inmediatas para este importante sector de Mendoza.

Independientemente del aporte económico directo de la Provincia a las empresas, cuya concreción después, como indicamos, de 16 meses sin actividad es de extrema urgencia, necesitamos que la EMERGENCIA TURÍSTICA, exima al sector de impuestos, multas y penalidades y que se otorguen planes de pagos por todo lo impago.

Actualmente las imposiciones provinciales son:

– Alícuotas de IIBB: para el año fiscal 2021 las alícuotas de IIBB han tenido una reducción del 50 % sobre las alícuotas del año fiscal 2020:

1) Actividad 492180 – SERVICIO DE TRANSPORTE AUTOMOTOR TURÍSTICO DE PASAJEROS – Alícuota vigente 1 %.
                 a) El impuesto fijo a pagar por unidad (Rodado) es de $ 827,00.-

2) Actividad 791100 – SERVICIOS MINORISTAS DE AGENCIAS DE VIAJES –     Alícuota vigente: 1%.

– Impuesto a los Sellos: no hay modificaciones en la ley. La alícuota general para alquileres y contratos está en el 1,5 % y se mantienen los mismos esquemas del año fiscal 2020.-
 – Impuesto automotor: no hay modificaciones en la ley. La determinación del impuesto utiliza la misma fórmula que está establecida en la Ley – desde hace varios años. En el caso puntual de la actividad turismo, aun cuando las unidades o rodados en su mayor medida están beneficiados con un impuesto menor y fijo, ante la realidad de tenerlos parados son igualmente onerosos para las empresas, que recibieron en el caso de los seguros el beneficio de liberación justamente por no circular.

– Impuesto inmobiliario: no hay modificaciones en la Ley. Igualmente, al subir el Avalúo por inflación, sube directamente el impuesto. Aquí no se han otorgado exenciones ni beneficios de ningún tipo.

– Igualmente con los servicios generales como energía –donde se otorgó una pequeña reducción-, agua y servicios sanitarios, se han seguido cobrando sin tomar en cuenta la situación.

Respecto de las gabelas municipales (las tasas de servicios generales a la propiedad raíz, las de comercio, publicidad) no se ha practicado reducciones sustantivas a Hoteles, restaurantes, empresas de turismo, que de igual modo en la inactividad no los han utilizado”.

El pedido hacia el gobierno es sobre la necesidad de implementar una medida similar a, por ejemplo, el decreto 25/2021  que declara Estado de Emergencia Agropecuaria  promulgado en la provincia el 12 de enero de 2021.

La ministra, al finalizar la reunión expresó: “Es verdad que ha sido un sector diferente a otros sectores. Creo que no fuimos conscientes, en su momento, de que esto iba a ser peor que una guerra, una catástrofe inimaginable integral, que ha sido global mundial prorrogada en el tiempo. Hay que insistir en el tema de que tenemos que ir equilibrando. Llévense de mi la idea de que vamos a trabajar y vamos a repasar este pedido del tema del impuesto para que veamos cómo podemos seguir avanzando”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp